Sabemos que cuando tienes una mascota es parte de tu familia. Y cuando deciden irse de vacaciones, lo ideal es irse toda la familia, incluido el o los perros. Afortunadamente muchos campings admiten a nuestros peludos amigos. Aquí que te dejamos algunos consejos para disfrutar el camping con tu perro

Antes del viaje

Primero tienes que informarte si el camping al que vas es “dog friendly”. En Camping Jávea nuestras parcelas toman en cuenta a los perros y sus necesidades.  Infórmate sobre los precios y las prestaciones que ofrecen. Así como los requisitos y las normas.

¿Ya tienes el camping? ¡Genial! Entonces ponte al día con la normativa de seguridad para viajar con tu perro. Los requisitos básicos son: que tu mascota tenga un microchip, cartilla de vacunación y que esté desparasitado. Tu veterinario puede tener la información al respecto. También pregúntale qué puedes llevar en el botiquín en caso de algún raspón.

Hazle su maleta. ¿Qué no le puede faltar a tu perro? Su cepillo, su gel de baño, juguetes favoritos, correa, bozal, galletas o snacks, su alimentación y recipientes para comer y beber (preferiblemente plegables, ideales para excursiones o largos paseos). Bolsas de caca. Su cama y si usa, una mantita. También mete un collar antiparásito o algún spray que puedas rociarle y protegerlo de los bichitos como garrapatas o pulgas.

¡Ya estás en el camping!

Habéis tomado las previsiones del viaje y ahora habéis llegado a destino. ¡Enhorabuena! Tu perro querrá inspeccionar el lugar, aprovecha  e indícale dónde comer, beber, descansar y hacer sus necesidades.

Mantén el control de tu perro en todo momento, para que no moleste a los otros campistas o no cause ningún destrozo.

El bebedero de tu perro siempre tiene que estar lleno de agua, sobre todo si hace calor.

Cuida sus rutinas. Está de vacaciones, pero es muy recomendable que mantengas sus horas de paseo y descanso. Así se sentirá menos estresado y el cambio no le afectará tanto.

Actividades con tu perro

Disfruta del lugar y todas las posibilidades que os ofrece. Puedes irte de senderismo con tu perrete. Seguro se divertirán. Solo tienes que elegir rutas que estén al nivel o sean apropiadas para ir con tu mascota.

También puedes ir a nadar si hay un clima apropiado para ello y si hay un rio, playa o embalse donde puedan disfrutar de un chapuzón.

Juega con su pelota o palo. Aprovecha este tiempo de vacaciones para compartir en familia.